Investment

Gráfico del mes – Spacfobia

by Caron Bastianpillai

Spacfobia

Justo cuando pensábamos que todo el mundo estaba ya de vuelta de las SPAC y que el frenesí había terminado tras el primer trimestre de este año, cuando la mayoría de las SPACs empezaron a cotizar a la baja, Trump Media & Technology (fundada por Donald Trump en febrero de 2021) se fusionó con Digital World Acquisition Corp. para convertirse en el último valor meme en subir como un cohete y revalorizarse un 1.657% con respecto al precio de cierre de su primera sesión en bolsa. Y hasta muy recientemente seguía siendo la SPAC más rentable del mundo, superando a Iridium, Lucid Motors, DraftKings y QuantumScape (respaldada por VW y Bill Gates), por nombrar solo algunas de las que quizá haya oído hablar. Hoy por hoy, lo único que se necesita para lanzar una SPAC es ser rico, inteligente o famoso. Hasta la fecha se han lanzado 566 SPAC (lo que equivale al 63% del capital recaudado en operaciones de salida a bolsa (OPI) este año), de las 552 que siguen buscando un objetivo de compra. Y lo que es más importante, el volumen de capital captado en lo que va de año en emisiones de SPAC ha superado el importe obtenido durante los 18 años anteriores.

Como recordatorio, una SPAC (Special Purpose Acquisition Company – compañías de adquisición de propósito especial) también llamadas compañías de cheques en blanco son compañías ficticias vacías. No tienen ninguna operación y su único propósito es recaudar capital a través de una oferta pública inicial para que puedan adquirir una empresa existente, es un concepto con más de 25 años de historia, pero que no se popularizó hasta el año pasado, a raíz del COVID. Curiosamente, las cinco principales suscriptoras de SPAC en los últimos 5 años (un negocio muy lucrativo al que se puede añadir apalancamiento a la Archegos dada la improbabilidad de perder dinero) han sido Credit Suisse (hasta 2021, número 1 en los últimos 7 años), Citigroup, Goldman Sachs, Cantor Fitzgerald y Deutsche Bank. El éxito del mercado SPAC se basa en el hecho de que poder efectivamente comprar un billete de lotería con garantía de devolución del dinero en caso de no estar satisfecho con la compra (siempre que se participe en la oferta inicial o se compre en bolsa a la par o por debajo de la par), la única pega de este billete ‘sin riesgo’ es que podría tener que esperar hasta 2 años para recuperar el dinero, depositado en una cuenta fiduciaria remunerada, si no se realiza ninguna operación antes de la fecha de vencimiento. Y si la SPAC acaba formando una pareja ideal con una entidad que no tiene ingresos significativos, se estará comprando un sueño o un cohete espacial con probabilidades de acabar muy mal.

No es de extrañar que los sospechosos habituales del sector de los fondos de cobertura hayan sido el primer puerto en el que han recalado las salidas a bolsa de SPACs, dados los importantes activos que gestionan y su capacidad para participar en PIPEs, además de los warrants emitidos a la par que pueden negociarse después de 2 meses. El resultado neto fue que estos fondos de cobertura pudieron engrandecer sustancialmente sus rentabilidades en 2020 con puntos porcentuales adicionales de rendimiento. A pesar de un año menos glorioso para las SPAC, hay muchos fondos que siguen especializándose en este espacio y la mayoría sigue exhibiendo una excelente rentabilidad acumulada en lo que va de año. Muchos de los fondos de cobertura multiestrategia que históricamente han rehuido este espacio vieron una oportunidad en el segundo trimestre, al cotizar muchas SPAC por debajo de su precio de emisión, dando lugar a una operación pull-to-par en base apalancada que se ha relevado muy rentable. Tan solo a finales de septiembre, el 97% de las SPAC en circulación cotizaban por debajo de la par.

Algo de lo que muchos inversores no se dan cuenta es que las PIPE (Private Investment in Public Equity) son la pieza más importante del rompecabezas, ya que los patrocinadores necesitan captar 2-3 veces más de dinero del que obtendrían en la OPI de la SPAC para que una adquisición sea viable. Aquí llegan (de nuevo) las plataformas de fondos de cobertura que pueden obtener una visión preliminar de la operación y negociar un acuerdo mejor, que incorpore, por ejemplo, ventajas similares a las de las acciones preferentes. El modelo SPAC se verá nuevamente socavado si la financiación PIPE no se materializa, pudiendo hacer que se desplome su cotización.

El cielo es el límite cuando uno participa en salidas a bolsa de aspirantes a nuevas Tesla en la industria del automóvil eléctrico (siendo Rivian Automotive, respaldada por Amazon, la última en llegar al parqué a través de una OPI en lugar de una SPAC, convirtiéndose en el tercer mayor fabricantes de automóviles del mundo por capitalización bursátil ¡en menos de 4 días de cotización!). Ahora bien, la mayoría de las 15 SPAC de vehículos eléctricos que han salido a bolsa desde comienzos de 2020 (con la excepción de Polestar y Lucid Motors) se han quedado sin batería al no lograr cumplir sus expectativas siderales. Un ejemplo sería Fisker (uno de los primeros fabricantes de vehículos eléctricos híbridos de lujo del mundo que ya quebró una vez a pesar de disponer en su momento de la tecnología y del diseño, ¡Fisker había diseñado el BMW biplaza descapotable Z8 para James Bond!) mientras que Nikola Corp. y Lordstown Motors han sido acusados de ‘engañar’ a los inversores.

Esto contrasta con el fabricante de hipercoches totalmente eléctricos de aceleración más rápida de la actualidad Rimac Automobili, otra empresa de éxito creada hace 12 años en la parte trasera de un garaje por un croata de 19 años. Si tiene éxito, ¿por qué habría de querer captar dinero de extraños que probablemente se deshagan de la SPAC una vez que se anuncie la fusión inversa (o poco después) cuando hay tanto dinero en el mercado de private capital a la espera, por no hablar de un posible comprador que ya cotiza en bolsa? Bugatti Rimac es el último ejemplo, una empresa conjunta entre Porsche y Rimac que acabará cotizando en bolsa el año que viene (Bugatti tendrá que despedirse de sus 112 años de carreras con coches de motor de gasolina, que culminaron con el Bugatti Chiron W16 de 8 litros, y trasladar su sede de Molsheim a Zagreb: ¡adiós Francia querida!) El fundador de Rimac (junto con Elon Musk) ya era un crítico feroz de las SPAC de vehículos eléctricos en 2020 y con razón, dado lo difícil que es ser rentable.

En el campo de la tecnología, los recién llegados siempre intentarán ser más innovadores que los operadores establecidos, pero una SPAC no es un proyecto científico con potencial de ingresos futuros y, por consiguiente, las empresas tendrán que convertirse en algo más serio y maduro antes de estrenarse en el parqué. No hay ninguna razón para que una SPAC cotice por encima de su precio de emisión antes de que se anuncie una operación; ahora bien, pero como los últimos participantes en el mercado han estado jugando a las sillas musicales en FOMO (Fear Of Missing Out) es probable que asistamos a muchas decepciones en el futuro inmediato. Además, la mitad de las OPI de este año por encima de los 1.000 millones de dólares están hinchadas y cotizan a la baja. Una cosa es segura, no obstante, los patrocinadores y las personas con información privilegiada siempre ganarán más dinero para sí mismos y los reguladores acabarán interviniendo en algún momento, cuando ya sea demasiado tarde. Hasta entonces, “let the music play on…” (Barry White, 1976).

 

 

 

 

 

Los resultados pasados no implican resultados futuros. Las opiniones, estrategias e instrumentos financieros que se describen en el presente documento pueden no ser convenientes para todos los inversores. Las opiniones expresadas son sólo las del momento en la(s) fecha(s) que aparece(n) en este material. Las referencias a índices de mercado o compuestos, índices de referencia u otras medidas de resultados relativos de los mercados durante un período específico sólo se proveen a título informativo. NS Partners no garantiza ni es responsable de la exactitud o la integridad de las informaciones (datos financieros de mercado, precios de bolsa, resultados de investigación u otros instrumentos financieros) que se mencionan en este documento. El presente documento no constituye una oferta ni solicitud a ninguna persona ni jurisdicción donde tal oferta o solicitud no esté autorizada ni a ninguna persona a quien sería ilegal hacer dicha oferta o solicitud. Toda referencia en este documento a instrumentos específicos o a emisores sólo tiene una finalidad ilustrativa y no debe ser interpretada como una recomendación para la compra o venta de dicho instrumento. Las referencias en este documento a fondos de inversión se aplican a fondos que no han sido registrados por la Finma y que por lo tanto no pueden ser distribuidos en o desde suiza excepto a ciertas categorías de inversores. Algunas de las empresas del grupo NS Partners o sus clientes pueden tener posiciones en los instrumentos financieros de alguno de los emisores mencionados en este documento, o ser asesor de uno de ellos. Hay información adicional disponible a solicitud.

© Grupo NS Partners

Return to listing
back to
the top
Your browser is not supported. Please use another browser.